Archivo de la categoría: Psicología Social

Síndrome del viajero eterno o choque cultural

En general, no nos paramos a pensar sobre la sensación de tener un “hogar”. No hablo de un espacio físico como es una casa o un piso, sino de la ciudad en la que vivimos. El lugar donde al volver de vacaciones, aunque haya sido por poco tiempo, sentimos una sensación de familiaridad, seguridad y calma.

Es importante para el desarrollo de la identidad personal tener un hogar, un lugar del que sentir que se forma parte.  Pero a veces por circunstancias de la vida, hay que marcharse de ese lugar y empezar una nueva vida en otro, entonces ¿Qué pasa con nuestro hogar? ¿Sigue siendo el mismo?

En estos casos suele aparecer lo que se llama, Síndrome del viajero eterno. En psicología, también es conocido como Choque cultural.

corbis-42-23790188

Sigue leyendo

Etiquetado ,

Los garabatos

Si recuperáramos los apuntes o libros del colegio, veríamos que probablemente la mayoría de ellos están llenos de garabatos por todas partes. Pero hacer garabatos no es cosa solo de estudiantes en horas de clase. ¿Quién no se ha puesto a hacer garabatos mientras habla por teléfono, en una reunión o mientras intenta resolver un problema? Acostumbramos a relacionar los garabatos con el aburrimiento, pero como siempre hay mucho más.

Los garabatos son una forma de manifestación interna. Es una forma curiosa que tiene el inconsciente de expresar emociones, controlar la ansiedad y eliminar tensiones. Cuando una situación nos parece aburrida nos ponemos a garabatear sin pensarlo, pero en realidad esto está favoreciendo la concentración, ya que activa el cerebro y mantiene nuestra atención en esa tarea aburrida, es decir, hacer garabatos nos impide que nuestra mente divague y que nos pongamos a “soñar despiertos”. Por esa razón, la mayoría de libros y apuntes de estudiantes están llenos de garabatos.

En la Universidad de Plymouth, se realizó un estudio acerca de los garabatos, para ver hasta qué punto tenían influencia en nuestra concentración. El experimento consistía en que, los sujetos escuchaban una llamada de teléfono de dos minutos y medio y, a continuación, debían recordar los nombres y los lugares que se mencionaban en esta. La mitad de los voluntarios tenía que pintar en una hoja de papel mientras permanecían al teléfono y la otra mitad se les dejó libertad para que dibujaran o pintaran lo que quisieran (es decir, que hicieran garabatos). Finalmente, se les pidió a todos los voluntarios que escribieran ocho nombres y ocho lugares de los que se habían mencionado en el mensaje. Los resultados fueron que los que habían hecho garabatos recordaron un 29% más de información. Esto es debido a lo que hemos comentado antes, hacer garabatos favorece la concentración mental y estimula la memoria.

size1_93494_Garabatos_MUJIMA20120730_0023_31

Sigue leyendo

Etiquetado ,

Los besos

Besarse. Todos damos besos y nos dan besos. El 90% de las culturas usa los besos para expresarse cariño o amor. Lo que cambia, son las formas de besarse.

Pero, ¿Cuál es el origen de esta práctica?

Se inició hace miles de años por una función alimenticia. Las madres, masticaban la comida de sus bebes y luego se la pasaban para que pudieran digerirla con más facilidad. Por tanto era exclusivamente para los niños. En la Edad Media, si un hombre besaba a una mujer estaban obligados a casarse. Fue en el siglo VI en Europa, cuando se extendió como forma de expresión del amor en adultos.

En la actualidad, los besos tienen muchos significados diferentes. Lo usamos para saludarnos, para expresar cariño (maternal, amistoso…), deseo sexual,  reverencia (besar en la mano), etc. A través de la experiencia con nuestro entorno, aprendemos el significado de besarse y su función. Pero eso también se aprende a través de la televisión o las películas. Por ejemplo, a las niñas nos enseñan que una de nuestras características de personalidad tiene que ser la pasividad y la sensibilidad, ya que debemos esperar a un hombre (nuestro príncipe azul) para poder ser felices para siempre (infravaloración de nuestras propias capacidades, porque necesitamos de un hombre para ser totalmente felices). ¿Y cómo reconoceremos a ese príncipe? A través de un beso apasionado y romántico.

besobelladurmienteotraaa

Sigue leyendo

Etiquetado , , , ,

Psicología inversa – ¡IMPORTANTE! ¡NO LO LEAS!

Si estás leyendo esto, o bien es porque te interesa la psicología inversa o porque al leer que no tenías que leerlo, has sentido curiosidad y no te has podido resistir. Esto es la psicología inversa.

Todos conocemos popularmente que es la psicología inversa, pero la realidad es que detrás de ella se esconden grandes terapias. La psicología inversa es una técnica de intervención psicológica que juega con la sorpresa. Fue desarrollada por Viktor Emil Frankl, un psiquiatra austríaco judío, que sobrevivió al holocausto en campos de concentración como el de Auschwitz. También fue el impulsor de la conocida Logoterapia.

Para poder entender bien la psicología inversa, es importante entender antes otro concepto como es, la Reactancia. La Reactancia, es una activación motivacional que conduce a la persona a intentar restaurar su libertad de acción cuando siente, que se amenazan ciertas libertades en su conducta. Es decir, cuando nos piden que hagamos algo que no encaja con nuestros esquemas mentales, es considerado como una amenaza a nuestra libertad y nos negamos a hacerlo o hacemos lo contrario. Esto es debido a que se produce un cambio de percepción. Infravaloramos las conductas permitidas y sobrevaloramos las conductas prohibidas.

psicología inversa

Sigue leyendo

Etiquetado ,

El Efecto Rashomon

Seguro que en muchas ocasiones has oído contar la misma anécdota vivida por varias personas, pero en función de quien la cuenta te da la sensación de que hay muchos detalles que son distintos.

Una misma historia, contada por dos personas distintas, parecen dos historias diferentes. Y no es que uno de los dos mienta o esté equivocado, sino que la realidad no es solo una, todo depende de cómo la percibamos desde nuestra subjetividad. En psicología, este fenómeno se llama el Efecto Rashomon.

El Efecto Rashomon, es el fenómeno que explica cómo nuestra subjetividad y la influencia de la percepción individual nos llevan a percibir la misma realidad de forma distinta.

Por suerte o por desgracia, esto no solo nos ocurre con anécdotas de nuestra vida diaria, este efecto se da con cualquier situación. Y existen situaciones en las que diversas versiones de un mismo acontecimiento pueden acarrear muchos problemas, como por ejemplo, un asesinato. De ahí encontramos el origen del nombre de este efecto. Se le atribuyó ese nombre de la película “Rashomon”, de Akira Kurosawa. Una película de los años 50 que ganó el Premio de la Crítica en Venecia y el Óscar a la Mejor Película Extranjera. En esta película se hacía referencia a cómo diferentes testigos de un asesinato y el asesino describían los hechos de manera diferente y hasta contradictoria.

Rashomon 01

Pero, ¿Qué elementos influyen en este fenómeno?

Sigue leyendo

Etiquetado , , ,

Personas Tóxicas

Todos conocemos a alguien que siempre está hablando de cosas negativas, que no acepta opiniones, que no escucha, que no sabe reconocer tus logros, que puede ser hiriente, agresivo y se exalta con facilidad cuando no se le da la razón. ¿Qué, sabes de quien te estoy hablando? Normalmente, después de estar con estas personas nos sentimos cansados, con poca energía, de mal humor, a veces con dolor de cabeza…Si has reconocido a alguien de tu entorno, tienes que saber que se trata de una “persona tóxica”.

Todos tenemos personas de este tipo a nuestro alrededor, por desgracia aparecen sin que nos demos cuenta, puede ser tu amigo, jefe, pareja o hermanos. Lo que en realidad es tóxico, es su comportamiento y sus actitudes, pero en psicología se conocen como “personas tóxicas”. Conozcámoslas un poco mejor.

Existen varios tipos de comportamientos tóxicos, pero los más comunes son dos; los que hemos comentado antes: hirientes, agresivos, que no se alegran de nada bueno que nos pase, ofensivos, aunque siempre por nuestro bien está claro; o bien todo lo contrario: son pasivos, necesitan de nuestra ayuda constantemente, intentan mostrar lástima, soledad y que están desvalidos. Aunque éstos últimos parecen más inocentes que los anteriores, no os dejéis engañar, la toxicidad es la misma.

Toxic People

Sigue leyendo

Etiquetado , ,

Propósitos de año nuevo

Día 1 de enero… ¡Este año será diferente! Este año me apuntaré al gimnasio, adelgazaré, aprenderé inglés, leeré más libros, les dedicaré más tiempo a mis hijos…Propósitos de año nuevo.

Todos, cuando empezamos un nuevo año nos hacemos propósitos, para que este año que entra sea mejor o sea el año en que mejoraremos aquello que no nos gusta de nosotros. Al final, la realidad es que o nos duran un par de meses (enero es el mes en que más inscripciones hay en los gimnasios) o lo acabamos dejando para el año siguiente “porque este, no era un buen año”, y acabamos teniendo los mismos propósitos año tras año sin cumplir ninguno de ellos.

Pero, ¿Por qué cuando llegan vacaciones decidimos cambiar cosas?

En los momentos de cambio, sea por circunstancias de la vida o sea por periodos vacacionales, nos paramos a pensar que es lo que no nos gusta de nuestra vida. Los cambios llevan a cambios. Y los periodos vacacionales, son claves, porque nos relajamos, salimos de la rutina, nos sentimos diferentes…y eso nos lleva a pensar que queremos ser y como lo conseguiremos. El problema, es que no lo hacemos de forma reflexiva y racional, sin valorar realmente lo que nos costará conseguirlo. Durante la Navidad, por ejemplo, vemos mucho más a nuestros amigos y familiares, esto nos lleva a compararnos y colabora con la elección de esos nuevos propósitos (“mira que delgada esta”, “ha aprendido inglés en tan poco tiempo…”,”pues yo también lo voy a conseguir”). Pero, una vez nos sumimos de nuevo en la rutina y se nos pasa (lo que yo llamo) “colocón navideño” (o veraniego) todo vuelva a la misma normalidad que antes y a los dos días nos olvidamos de esos propósitos.

año nuevo

Sigue leyendo

Etiquetado , , ,

Películas de terror. ¿Por qué nos gusta pasarlo mal?

Fredy Kruger, Jason, Regan Mc Neil (más conocida como “la niña del exorcista”), Samara Morgan (la niña de The Ring), Mike Myers (Halloween), It (el payaso), Leatherface (La matanza de Texas), Chucky…

La lista es larguísima. Existen una infinidad de personajes que nos han quitado el sueño (por lo menos a mí). Me declaro públicamente como una miedosa empedernida, incapaz de pasar ni 10 minutos con cualquiera de los “maravillosos” personajes anteriores. Esa es la razón por la cual, siempre he tenido curiosidad por entender porque a la gente le gusta pasarlo mal, y peor aún, pagar para eso. Así que me dispuse a informarme e intentar entenderlo. Veamos que sucede…

peliculas-de-terror

Sigue leyendo

Etiquetado , , ,

El orgullo

Todos conocemos la maravillosa sensación que nos embriaga cuando estamos orgullosos de nosotros mismos (cuando hacemos algo bien y nos felicitan, por ejemplo) o de alguien a quien queremos. Pero el orgullo, también tiene un lado oscuro, que seguro que todos hemos experimentado… Todos alguna vez hemos discutido con alguien y no hemos sido capaces de finalizar la discusión o de hacer las paces, porque pensamos “¿Por qué tengo que ser yo el que dé el primer paso?”. Y es que las ganas de tener la razón y mantener nuestra posición nos pueden…

El orgullo tiene dos caras muy marcadas y la sociedad se ha encargado también de que así sea. En nuestra sociedad, está bien visto que nos sintamos orgullosos de los demás (y de nosotros mismos, pero no tanto), pero no esta bien visto que seamos orgullosos.

Y la realidad, es que es una de las emociones que más malestar y bienestar nos proporcionará en función de la cara que experimentemos.

orgullo (1)

Sigue leyendo

Etiquetado , , ,

Las redes sociales y su influencia

Facebook, Twitter, Badoo, My Space, Google+, Youtube, Linkedin, Tuenti, WordPress…la lista es larguísima.

Las redes sociales nos permiten comunicarnos, estar informados de forma global y el uso que se les da es infinito. En la última década, se ha producido una evolución espectacular de éstas y han pasado de ser una herramienta para mejorar la comunicación y la información, a crear una adicción en algunos de sus usuarios.

Todos conocemos a alguien que no puede estar un día sin consultar sus redes sociales, o que poseen cuentas en todas éstas… hay que tener cuidado con el uso que se les da, ya que sobretodo el público adolescente es el más vulnerable a padecer adicciones o a darles un mal uso. La razón por la cual son adictivas, es porque nos hacen sentir el centro de atención, hacen que nos sintamos importantes y queremos pasar más y más tiempo viendo cómo los demás responden ante nuestras actuaciones.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , ,

La influencia social

Alguna vez te has preguntado, ¿porque una sola persona puede movilizar a sociedades enteras? como hizo Hitler, o ¿cómo pudo ahogarse una persona en el mar, mientras en la playa lo estaban viendo muchas personas y ninguna hizo nada para salvarla? Pues la respuesta es, la influencia social.

La influencia social, es un proceso psicológico social dónde una persona intenta influir en los comportamientos y actitudes de otros. Ésta incluye la persuasión, la conformidad social, la aceptación social y la obediencia social.

A través de las normas sociales aprendemos a comportarnos en sociedad, éstas normas pueden ser explícitas o implícitas, y en cada grupo social habrá normas de comportamiento diferentes (en cada familia, cada grupo de amigos, cada colegio, cada trabajo…), la persona que entra en un grupo adquiere las normas de ese grupo mediante un proceso de socialización: a través de la imitación…va aprendiendo las normas de ese grupo.

Uno de los primeros psicólogos que hizo experimentos brillantes de éste tema, fue Solomon Asch. Uno de ellos fue, que se ponía a una persona con otras (formaban parte del experimento, eran cómplices) en una habitación, entonces se les enseñaba unos palos de tamaños diferentes y se les preguntaba cual era más largo, los cómplices decían que el palo más largo no era el que realmente era más largo, pues sorprendentemente, muchas de las persona acababan diciendo que era cierto que ese era el palo más largo (todo y no serlo). Eso es la influencia social. Y se explica de dos formas:

Sigue leyendo

Etiquetado , , , ,