Propósitos de año nuevo

Día 1 de enero… ¡Este año será diferente! Este año me apuntaré al gimnasio, adelgazaré, aprenderé inglés, leeré más libros, les dedicaré más tiempo a mis hijos…Propósitos de año nuevo.

Todos, cuando empezamos un nuevo año nos hacemos propósitos, para que este año que entra sea mejor o sea el año en que mejoraremos aquello que no nos gusta de nosotros. Al final, la realidad es que o nos duran un par de meses (enero es el mes en que más inscripciones hay en los gimnasios) o lo acabamos dejando para el año siguiente “porque este, no era un buen año”, y acabamos teniendo los mismos propósitos año tras año sin cumplir ninguno de ellos.

Pero, ¿Por qué cuando llegan vacaciones decidimos cambiar cosas?

En los momentos de cambio, sea por circunstancias de la vida o sea por periodos vacacionales, nos paramos a pensar que es lo que no nos gusta de nuestra vida. Los cambios llevan a cambios. Y los periodos vacacionales, son claves, porque nos relajamos, salimos de la rutina, nos sentimos diferentes…y eso nos lleva a pensar que queremos ser y como lo conseguiremos. El problema, es que no lo hacemos de forma reflexiva y racional, sin valorar realmente lo que nos costará conseguirlo. Durante la Navidad, por ejemplo, vemos mucho más a nuestros amigos y familiares, esto nos lleva a compararnos y colabora con la elección de esos nuevos propósitos (“mira que delgada esta”, “ha aprendido inglés en tan poco tiempo…”,”pues yo también lo voy a conseguir”). Pero, una vez nos sumimos de nuevo en la rutina y se nos pasa (lo que yo llamo) “colocón navideño” (o veraniego) todo vuelva a la misma normalidad que antes y a los dos días nos olvidamos de esos propósitos.

año nuevo

Y, ¿Por qué no podemos cumplir esos propósitos?

La realidad, es que normalmente no cumplimos nuestros propósitos porque en muchas ocasiones no son nada realistas. Considero positivo hacerse propósitos, ya que es imprescindible tener ambiciones y ganas de cambiar aquello que no nos gusta de nuestra vida, pero si no son realistas, teniendo en cuenta nuestras capacidades, nuestro tiempo y recursos, va a ser imposible cumplirlos. Darnos cuenta que un año más, hemos sido incapaces de cumplir aquello, nos supondrá una frustración y decepción tan grandes que decidiremos conformarnos con nuestra realidad y el año que viene será aún más difícil (“total, el año pasado también lo dije y no lo hice, este año no será diferente”).

Veamos ahora, los propósitos más comunes:

Los propósitos están muy relacionados con nuestro yo ideal, con aquello que nos gustaría ser, así que en realidad están muy relacionados con nuestra cultura y sociedad, por ejemplo: hay países que el culto al cuerpo es mucho mayor que en otros, así pues, el propósito más común allí será estar en forma o adelgazar. Propósitos:

  • Salud Física: Ir al gimnasio, practicar un deporte, dieta, dejar de fumar…
  • Belleza: Gimnasio, deporte, dieta, depilación definitiva…
  • Salud Mental: Dedicar más tiempo a nosotros mismos, a hacer actividades que nos gusten y nos hagan felices (deporte, ocio, amistades,…)
  • Conocimientos Intelectuales: Cursos de idiomas, informática, volver a estudiar…
  • Trabajo, Dinero, Vivienda: Intentar conseguir un trabajo diferente, un ascenso, cambiar de casa….
  • Pareja: Mejorar el aspecto físico (gimnasio, dieta,…), estar más tiempo con la pareja, hacer más actividades, o si no se tiene pareja, proponerse encontrar una…
  • Familia: Conseguir que los hijos hagan ciertas cosas, o consigan ciertos objetivos…

Éstos son los más comunes, seguro que en alguno de ellos te has visto reflejado. Pero, ¿Cómo podemos evitar que fracasemos en nuestros propósitos?

  • Lo primero de todo, es pararnos a analizar la realidad de ese propósito, a veces no nos decimos cual es nuestro propósito real y lo dejamos camuflado. Tenemos que definir muy bien el propósito, por qué ese y no otro y las posibilidades de alcanzarlo.
  • Ser realista. No te engañes a ti mismo. Si no has hecho deporte nunca, no puedes proponerte ir 5 días a la semana al gimnasio. Hay que ir poco a poco, proponte estar más sano y empezar por un par de días por ejemplo.
  • Buscar motivaciones. Estar motivado para conseguir el propósito, si no encontramos la motivación para conseguirlo, lo más probable es que acabemos abandonándolo. Por ejemplo, si queremos estar en forma, pero odiamos correr, no pretenderemos que nos apasione en 2 días, seguramente nos aburriremos muy rápido y lo dejaremos. Podemos plantearnos una actividad que nos guste, por ejemplo bailar, que el objetivo que conseguiremos es el mismo, estar en forma, y estaremos motivados para continuar porque nos gustará.
  • Intentar transformar el propósito en un estilo de vida. Es decir, que no sea algo pasajero de un año, porque si realmente lo hemos elegido como propósito es por algo, es porque necesitamos ese cambio. Así pues, no quieras adelgazar 5 kilos, intenta cambiar tu estilo de vida y alimentación para estar más sano; no quieras conseguir solo un ascenso, sino intenta estar al máximo de motivado en tu trabajo para ser un mejor trabajador y estar contento con tu vida profesional.
  • Tener claro, que no conseguir ese “yo ideal”, no quiere decir que no hemos cumplido nuestros objetivos, porque por ejemplo, si pretendíamos estar guapos y parecernos a una o un modelo, pues quizá después del año no nos contratan para desfilar en una pasarela, pero sí que habremos conseguido adelgazar, estar más sanos y más atractivos.

Finalmente, solo me queda añadir, que tenemos que tener claro, que aunque fracasemos en nuestro propósito, éste no se irá a ninguna parte, y quizá no retumbará en nuestra cabeza durante una temporada “quiero adelgazar, quiero estar más sano, no me gusta mi trabajo…”, pero tener claro que volverá tarde o temprano. Así que yo te ánimo a que mires de frente ese propósito, lo definas bien y lo afrontes…¡porque tú puedes! Piensa que solo estamos a día 8 de enero, aún estas a tiempo de cambiar aquello que no te gusta.

Feliz año.

20121230-155308

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s