Los celos

En nuestra sociedad están muy normalizados los celos, incluso se piensa que “es una señal de que queremos a nuestra pareja”. Pero la verdad, es que detrás de los celos se esconde una realidad diferente.

Esa realidad es una baja autoestima y problemas de confianza, ya que una persona celosa, verá como una amenaza a cualquiera que se acerque a su pareja. ¿Por qué? Porque pensará que son mejores que el/ella, más guapos/as…y empezaran un sinfín de lo que llamamos, creencias irracionales. Éstas, son pensamientos negativos sin fundamento sobre una situación, en este caso, cualquier pensamiento relacionado con los celos: Seguro que le gusta, se habrán dado el número, seguro que se escriben, me será infiel…

La clave estará en neutralizar esas creencias irracionales. Se consigue parando cualquiera de esos pensamientos negativos, ya que en la mayoría de ocasiones no tienen ningún fundamento y no son reales. También es importante trabajar en la propia autoestima para solucionarlo.

Pero… ¡Cuidado!  El problema aparecerá cuando esos celos te lleven a tener actitudes posesivas, empieces a coaccionar a tu pareja y te hagan sufrir. Así que, es importante no normalizar los celos, ya que una relación nunca será sana si está cubierta de continuos celos.

Cuando los celos se vuelven patológicos y enfermizos, podemos estar hablando de un caso de Celotipia.

La Celotipia es un subtipo del Trastorno Delirante. El Trastorno Delirante es una enfermedad mental psicótica que incluye mantener una o más ideas delirantes. En el caso del subtipo de la Celotipia, el tema central de esta idea delirante es que la pareja tiene un amante o es infiel. Esta idea se apoya sobre inferencias erróneas apoyadas en pequeñas pruebas. El sujeto con esta idea intenta intervenir en la infidelidad imaginada, como por ejemplo, investigando al amante o agrediendo a la pareja.

Ahora ya conoces la otra cara de los celos.

Una buena forma de saber si nuestros celos están traspasando la línea de “lo normal” es revisar las siguientes afirmaciones:

  • Piensas constantemente que tu pareja te va a ser infiel.

  • Cualquier persona representa una amenaza que te puede quitar a tu pareja.

  • Controlas constantemente los movimientos de tu pareja (dónde va, con quién está, cuáles son sus horarios)

  • Limitas la libertad de tu pareja

  • Sientes el mismo temor con todas las parejas.

Si la respuesta ha sido si a la mayoría de ellas, es importante que busques ayuda profesional.

No olvides que los celos no sirven de nada, más que para hacerte sufrir y debilitar la relación. Trabaja en tu autoestima, dialoga mucho con tu pareja y reforzar vuestra confianza, eso es lo que te llevará a construir una relación sana y positiva.

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s