Saber decir “no”

¿Alguna vez, has dejado de hacer lo que querías o tenías que hacer por complacer a alguien? ¿Te has sentido culpable por decirle a alguien que “no”? ¿Te piden favores a menudo y cedes con facilidad sin pensar en ti o en el tiempo que dispones?

Tranquilo/a eso nos pasa a todos/as, a la mayoría de personas nos cuesta decir que “no”, pero según estudios, a las mujeres nos cuesta mucho más que a los hombres.

Ayudar a un amigo, hacer un favor a alguien cuando lo necesita o ir a algún sitio por alguien aunque no te guste, no siempre es malo y muchas veces lo hacemos por los demás sí, pero porque nos apetece. El problema aparecerá cuando sacrificas tu tiempo, tus cosas y tu vida por los demás, poniéndote a ti mismo siempre en último lugar.

Cuando no hemos podido hacer lo que nos han pedido, nos invade un fuerte sentimiento de culpabilidad, nuestra autoestima baja y podemos incluso sentirnos estresados. Tienes que entender que, tus necesidades no son menos importantes que las de nadie, así que de culpabilidad ¡nada!

Pero, ¿por qué no sabemos decir “no”?

Puede haber muchas razones que nos impiden decir que no, pero las más comunes son:

Miedo a que nos rechacen o la necesidad de aprobación.

Evitar un conflicto. Sabemos que a veces negarnos a algo puede provocar un conflicto, así que cedemos para evitar esa situación.

Sentimiento de culpabilidad, al pensar que si no lo hacemos esa persona se sentirá mal.

– Porque anteponemos las necesidades de los demás a las nuestras.

Es muy importante aprender a decir que no (si, se aprende), ya que si nos acostumbramos a hacer por los demás todo lo que nos piden sin querer hacerlo, a parte de que no nos sentiremos bien con nosotros mismos, se convertirá en algo habitual.

Tips para aprender a decir NO:

– Pregúntate y piensa bien si eso que te piden realmente quieres hacerlo.

No des una respuesta al momento, di que tienes que pensarlo o ver si tienes otras cosas por hacer. Eso te dará un tiempo para pensar si quieres o no hacerlo.

– Piensa bien si dispones de tiempo para hacerlo. Evalúa tus prioridades.

Ofrece un punto intermedio. Puede que no quieras hacer exactamente lo que te piden, pero si ofrecerle tú ayuda. “Esto no puedo, pero podría…” “Hoy no puedo, pero mañana si quieres…”

– Para ser fiel a ti mismo y saber decir que no, debes hacerlo de forma asertiva. Para conseguirlo, en psicología existe la técnica de la autoafirmación en bocadillo. Que es decir lo que nos cuesta, entre dos rebanadas de asertividad (frases amables, claras y sin que hieran a los demás). Por ejemplo: Te agradezco que me lo pidas, significa que confías en mi, pero ahora mismo no puedo; de todas formas en el futuro estaré encantado/a de ayudarte.

Ahora ya puedes practicar eso de decir no, acuérdate de hacerlo con una sonrisa, es mucho más efectivo que con cara de culpabilidad ¿no te parece?

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s